ilegítima

10thNov. × ’14

[English version] [Français]

soy la puta
no porque cobre: sino porque tengo la osadía de disfrutar de mi cuerpo
mi sexualidad sinvergüenza es un escándalo para hombres y mujeres de
este linaje por igual.
me atrevería a decir que con la asunción de mi goce soy más escandalosa
para las segundas aún más que para los primeros.

y entonces soy la perra feminista
la que grita si tratan de callarla, la que dice lo que piensa
la irrefrenable, la incorrecta, la desubicada, la maleducada
la que delinque porque viola las reglas establecidas.

soy la hereje: la única que se ha atrevido a convertirse al ardor del
Espíritu Santo
la que confiesa un día haber comenzado a creer en Cristo
soy la vergüenza, la deshonra de esta familia

en las reuniones evitan que me presente, y si aparezco – rara vez, casi
nunca me invitan- disimulan la relación conmigo…soy como un accidente
de los genes
“la hija loca”

salí desviada
me esforcé por tomar el mal camino, y perseverar en él hasta el día de hoy

no pueden decir que superé la locura de la juventud….veinte años después
sigo “estancada” en ese estado de rebeldía y desacato
y no sólo es una cuestión interna: mi insolencia se extiende hacia
afuera de la estructura íntima, se expande por los medios, se da a
golpes en la calle, en las publicaciones, en los diálogos

no importa si son visitas, gente buena, gente bien, gente que lleva una
vida recta, parte de los lazos parentales o simples vecinos.
no importa:
mi obscenidad no se refrena, y soy capaz de decirles hipócritas
soy capaz de avergonzar estos apellidos que me han heredado hoy tan a su
pesar.

“sos la oveja negra”
“ya no podré salir a la puerta porque todos me mirarán por tu culpa”

tengo la imperdonable terquedad de mantenerme honesta, especialmente
para con mis propios principios
y de gozar el ser mujer, haciendo caso omiso de – cagándome en- sus
convenciones.

no tengo perdón
soy incorregible
pago con la -para ellos justa- marginación el tener corazón, el desafiar
mi inteligencia permanentemente,
el transgredir los límites paralizantes de los prejuicios de esta sociedad

pago con mi cuerpo:
soy la puta que entrega orgasmos

esa soy yo para la madre que me ha parido,
esa soy para el padre que me enseñó a caminar
esa, para el hermano menor al que daba mis juguetes y protegí hasta con
mi propia vida.

 

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guardar el enlace permanente. Tanto los comentarios como los trackbacks están cerrados.